Arquitectura Popular del norte de Cáceres

Calle tipica en Guadalupe de Caceres

En términos generales son muchas son las tipologías, las formas, que adopta la arquitectura popular en las aldeas y pueblos españoles dependiendo de la zona en la que se sitúen, los recursos de los que se dispongan y la orografía del terreno en el que se levantan sus cimientos.

Es por tanto que haremos un repaso a la arquitectura popular del norte de de Cáceres (Extremadura), que es donde se sitúa Maquinaria y Servicios la Vera y que pensamos que tiene mucho por enseñar.

Mapa comarcal Extremadura

El norte de Cáceres esta en plena serrania de Gredos y este se divide en varias comarcas de montaña:

  • La Vera
  • Valle del Jerte
  • Valle del Ambroz
  • Las Hurdes
  • Sierra de Gata

En todas estas demarcaciones la arquitectura es relativamente similar y se basa en la climatología que predomina gracias al soporte de la sierra de Gredos que permite un cobijo y una protección que genera un micro-clima en la zona.

Condicionantes climáticos

  • Vientos predominantes del oeste.
  • Alta radiación solar.
  • Abundantes precipitaciones en invierno.

Soluciones que aporta la arquitectura popular

Para el Invierno

  1. Protección ante las infiltraciones de aire frío.
  2. Protección ante las precipitaciones.
  3. Captación solar y freno ante las pérdidas térmicas.
  4. Ventilación para eliminar el exceso de humedad.

Para el Verano

  1. Protección solar, sombreamiento.
  2. Ventilación y evapo-transpiración.

Ubicación de los núcleos urbanisticos en función de la orografía y vegetación

A lo largo de los siglos han sido varios los motivos por los que los núcleos urbanos han seguido un patrón a la hora de establecerse en la ladera de la serranía consiguiendo de este modo los siguientes beneficios:

  • Protección de los vientos.
  • Ganancia de radiación solar de invierno.
  • Situación a media ladera

Trazado y disposición de los pueblos

Los fines fundamentales en la disposición de los pueblos del norte de Cáceres persiguen las siguientes características:

Protección ante las perdidas térmicas

  • Trazado compacto
  • Manzana cerrada
  • Calles estrechas y sinuosas
  • Fachadas estrechas
  • Cubiertas bajas e inclinadas

Protección ante las precipitaciones

  • Plantas altas voladas
  • Soportales en plazas y calles

Organización y tipogoloía constructiva de la vivienda

Seccion longitudinal casa tipica

Sección longitudinal de una casa típica

La organización y la tipología en la construcción de una vivienda típica se basa, como hemos visto anteriormente en el aprovechamiento y protección de las circunstancias climatologicas, es por tanto que se destacan los siguientes puntos, los cuales se pueden observar en la imagen arriba expuesta:

  • Casa-bloque en altura
  • Poca fachada y mucho fondo
  • Espacios freno de temperaturas
    • Bodegas
    • Cuadras
    • Doblados…
  • Centralización de las fuentes de calor
    • Chimeneas
    • Animales

Proceso y técnicas de construcción

La arquitectura popular del norte de Cáceres, y sobre todo de la zona de La Vera se caracteriza por el sistema constructivo del entramado de madera, realizado en los pisos superiores, ya que el piso bajo se edificaba en sillería o mampostería para aislarlo de la humedad  del suelo.

Detalle de Balcon Verato

Fotografía: lamiradadifusa.com

Así pues, sobre el nivel bajo se construía el armazón completo de la casa. El relleno se  realizaba después de la colocación del la techumbre, ya que no influía en la estructura sino sólo para cubrir los vacíos entre los montantes de madera, que se rellenaban con adobe, ladrillo o tapial y como protección exterior de los muros solía emplearse  el revoco o un chapado de tablazón de madera en solape.

El poco peso de las estructuras superiores permite, además de la construcción de voladizos sucesivos, que amplían el espacio de las plantas y protegen de las lluvias a los pisos inferiores. En el mismo sentido de protección están los aleros que prolongan los faldones de las cubiertas.

Características destacables

Externamente, las casas presentan una mayor variedad compositiva y casi siempre aparecen formando parte de un grupo de viviendas como si necesitaran apoyarse unas en otras. Podemos encontrar portales con pies derechos de madera y grandes zapatas o columnas con capiteles, siempre soportando vigas de madera. Las portadas pueden ser en arco de medio punto o adinteladas, con inscripciones religiosas, el nombre del dueño o la fecha de construcción del edificio.

Acondicionamiento de charca con retro-giratoria de cadenas

Una charca artificial puede ser un magnífico refugio para la fauna acuática y al mismo tiempo un auténtico ecosistema en  miniatura. Con la charca los pequeños y no tan pequeños de la casa descubrirán criaturas fascinantes y algunos de los ciclos vitales más sorprendentes de la naturaleza.

Con la creación de una charca en tu finca o jardín ayudarás a compensar estos problemas, al tiempo que beneficiarás a una gran diversidad de especies, algunas como los anfibios de gran interés de conservación.

 

Las tareas de mantenimiento se realizarán en agosto y septiembre cuando la actividad es menor en las charcas.

 

Anualmente se deben revisar posibles pérdidas de agua por perforación, se debe retirar el exceso de vegetación, también se eliminará 1/3 de la cobertura vegetal para generar zonas de aguas libres, se tendrá especial cuidado en evitar la llegada de abono y biocidas a las charcas.

 

En el siguiente video podemos observar el inicio de estas tareas de mantenimiento que en Maquinaria y Servicios la Vera podemos llevar a cabo en tu charca:

Perfil Ambiental de la Garganta de Alardos en Madrigal de la Vera (parte 2/2)

Garganta de Alardos, Desde el Castro Celta

Garganta de Alardos, Desde el Castro Celta

Seguimos con este interesante estudio del perfil ambiental de nuestra Garganta de Alardos, Si no has leído la primera parte, te recomendamos su lectura.

Después de ver la ubicación, hidrogeomorfología y características hidrológicas pasamos al siguiente punto que es la delimitación y descripción del área de influencia, donde podemos ver que área geográfica, afluentes, datos pluviométricos y usos del suelo entre otros.

Delimitación y descripción del área de influencia

Garganta de Alardos, Afluentes

Parámetros Físicos

  • Superficie (km2): 83,67
  • Perímetro (Km): 45,82
  • Cota máxima (m): 2500
  • Cota mínima (m): 380
  • Análisis pendiente: Relieve accidentado

Información Pluviométrica

  • Estación pluviométrica de referencia: AR30 G. Alardos Madrigal de la Vera
  • Coordenadas (UTM ED50):
    • X: 299.361
    • Y: 4.447.002
  • Serie histórica considerada: 2001 – 2011

DATOS ANUALES

  • Precipitación media anual (mm): 1351
  • Año con mayor volumen de precipitación total: 2006 (2363 mm)
  • Año con menor volumen de precipitación total: 2005 (984 mm)

DATOS MENSUALES

  • Precipitación media mensual (mm): 113
  • Mes con mayor precipitación media: Octubre (259 mm)
  • Mes con menor precipitación media: Julio (4 mm)

DATOS EN TEMPORADA DE BAÑO (JUNIO – SEPTIEMBRE)

  • Temporada de baño con mayor volumen de precipitación: 2007 (406 mm)
  • Temporada de baño con menor volumen de precipitación: 2005 (15 mm)
  • Mes con mayor precipitación media: Septiembre (49 mm)
  • Mes con menor precipitación media: Julio (4 mm)

Como podemos comprobar, uno de los años mas secos en nuestra garganta fue en Julio del 2005, dato interesante sobre todo en temporadas de baño, donde tan necesaria es el agua para mantener la afluencia de gente y una calidad optima para el uso y disfrute de la misma.

Usos del suelo

Garganta de Alardos, Usos del suelo

Como podemos observar en la imagen (haz clic para verla mas grande) el uso predominante del suelo en torno a la Garganta de Alardos es el de Bosque Mixto y zona de matorral de diferentes densidades, señal de que la naturaleza manda en la zona. 🙂

Población dentro del radio de influencia

  • Madrigal de la Vera
    • Habitantes: 1815
    • Distancia a la garganta (Km): 1
  • El Raso (Ávila)
    • Habitantes: 482
    • Distancia a la garganta: 3

 

Estos datos han sido estudiados y extraídos de un documento tecnico previo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en Marzo de 2012.

 

Actualización:

Ver la primera parte del estudio.

Perfil Ambiental de la Garganta de Alardos en Madrigal de la Vera (parte 1/2)

Garganta de Alardos, charco El Negro

Garganta de Alardos, charco El Negro

Por todos es sabido que nuestro pueblo cuenta con un recurso natural perfecto para uso y disfrute de todos nuestros visitantes y para nosotros mismos, estamos hablando, como no, de la Garganta de Alardos como centro neurálgico de recreo y de baño.

Dejado claro esto, nosotros vamos a ir un paso mas allá y vamos a mostraros el estudio del Perfil Ambiental de la garganta, este estudio lo podemos encontrar en una de las paginas del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ¡vamos a ello!

Donde esta la Garganta de Alardos

Si eres de los que se pierde un poco, o simplemente eres visitante foráneo de nuestra web, la garganta se encuentra en territorio español y dentro de este en la comunidad de Extremadura (marcado en naranja):

Peninsula España, Extremadura

Bien, una vez localizada la comunidad extremeña, nos situamos en la zona mas al nordeste de la provincia de Cáceres, que corresponde con el área Norte (de nuevo, marcado en naranja):

Comunidad Extremadura, Alardos

Por ultimo, profundizaremos en esta zona y veremos ya el cauce de la garganta de Alardos a su paso por Madrigal de la Vera (pueblo en naranja y garganta en azul):

Zona de Baño Garganta de Alardos

Hidrogeomorfología

La geomorfología basica de la garganta se describe como:

  • Tramo del río con cauce único y sinuoso.
  • Sustrato rocoso compuesto por granitos.
  • Se alternan zonas de remanso llamadas charcos (San Cristóbal, El Cardenillo, El Negro, etc.) con zonas de mayor velocidad de corriente.

Alteraciones morfológicas

En la Garganta de Alardos alteraciones morfológicas de tipo transversal, no así de tipo longitudinal. Estas modificaciones transversales son:

  • Puente de piedra (Puente Romano).
  • Compuertas (en la piscina natural).

Perfil

El perfil transversal de la garganta sigue un patrón similar en todas las gargantas de la zona:

Vista en planta de la garganta de Alardos

Corte transversal garganta de Alardos

Otras características

Lecho del cauce: Arenas y bloques de granito de distintos tamaños.

Suelo de la playa: Arena y bloques.

Vegetación: Bien conservadas ambas márgenes, con presencia de vegetación natural, como alisos (Alnus glutinosa), robles (Quercus pyrenaica), fresnos (Fraxinus angustifolia) y sauces (Salix sp.). En la margen derecha también árboles de plantación, como plátanos de sombra (Platanus x hyspanica) y chopos (Populus nigra).

Fauna: Entre la fauna piscícola de la Garganta de Alardos puede encontrarse trucha (Salmo trutta), barbo (Barbus bocagei), boga de río (Chondrostoma polylepis), cacho (Squalius pyrenaicus), o colmilleja (Cobitis paludica), entre otros.

Grado de conservación: Poco alterado por la acción humana.

Características Hidrológicas

Estación de aforo de referencia: 3225 Madrigal de la Vera

Fluctuación del caudal: Fluctuación natural no regulada aguas arriba.

Serie histórica analizada: 1998 – 2009

Caudales mensuales medios en temporada de baño (m3/s):

  • Máximo: 3,58 en Junio 2007
  • Mínimo: 0 en Julio-Agosto-Sept. 2005

Caudales medios por meses en temporada de baño (m3/s):

  • Junio: 1,17
  • Julio: 0,20
  • Agosto: 0,12
  • Septiembre: 1,00
  • Media: 0,62

Caudales diarios en temporada de baño (m3/s):

  • Máximo: 68,75 en 18-Sept.-02
  • Mínimo: 0 en varias fechas desde 2005 a 2009

 

Hasta aquí todo por hoy, seguiremos con la segunda parte del estudio en la próxima semana, así que mantente atento si te interesa saberlo todo sobre la Garganta de Alardos.

 

Actualización:

Ver la segunda parte del estudio

ESTUDIO TECNICO: Tipos de Presa

Tipos de Presa y Represas

En Maquinaria y Servicios la Vera sabemos la importancia que tienen las presas en nuestras vidas; de hecho, cerca de Madrigal de la Vera podemos encontrar la pequeña pero importante presa de Rosarito, que nos ofrece electricidad, agua y sostenibilidad rural y medioambiental. Esta presa es de las denomindas presa de gravedad, ¿pero que tipos de presa existen? Pues bien, vamos a empezar antes de nada explicando que es una presa y después pasaremos a desarrollar los tipos que podemos encontrar.

En ingeniería se denomina presa o represa a una barrera fabricada con piedra, hormigón o materiales sueltos, que se construye habitualmente en una cerrada o desfiladero sobre un río o arroyo. Tiene la finalidad de embalsar el agua en el cauce fluvial para su posterior aprovechamiento en abastecimiento o regadío, para elevar su nivel con el objetivo de derivarla a canalizaciones de riego, para evitar inundaciones aguas abajo de la presa o para la producción de energía mecánica al transformar la energía potencial del almacenamiento en energía cinética y ésta nuevamente en mecánica al accionar la fuerza del agua un elemento móvil. La energía mecánica puede aprovecharse directamente, como en los antiguos molinos, o de forma indirecta para producir energía eléctrica, como se hace en las centrales hidroeléctricas.

Como hemos visto, ya sabemos que es realmente una presa o represa y que usos principales puede llegar a tener, por lo tanto ahora nos volvemos a hacer la siguiente pregunta:

¿que tipos de presa pueden existir?

  1. Según su estructura
  2. Según sus materiales
  3. Según su aplicación

 

1. Según su estructura

Presa de gravedad

Rosarito 2013 Desembalse

Presa de gravedad del embalse de Rosarito

Es aquella en la que su propio peso es el encargado de resistir el empuje del agua. El empuje del embalse es transmitido hacia el suelo, por lo que éste debe ser suficientemente estable para soportar el peso de la presa y del embalse. Constituyen las represas de mayor durabilidad y que menor mantenimiento requieren.

 

Dentro de las presas de gravedad se puede tener:

  • Escollera: Tierra homogénea, tierra zonificada, CFRD (grava con losa de hormigón), de roca.
  • De hormigón: tipo RCC (hormigón rodillado) y hormigón convencional.

 

Su estructura recuerda a la de un triángulo isósceles ya que su base es ancha y se va estrechando a medida que se asciende hacia la parte superior aunque en muchos casos el lado que da al embalse es casi vertical. La razón por la que existe una diferencia notable en el grosor del muro a medida que aumenta la altura de la presa se debe a que la presión en el fondo del embalse es mayor que en la superficie, de esta forma, el muro tendrá que soportar más presión en el lecho del cauce que en la superficie. La inclinación sobre la cara aguas arriba hace que el peso del agua sobre la presa incremente su estabilidad.

 

Presa de arco

Presa de tipo en Arco

Presa Hoover, presa de Arco

Es aquella en la que su propia forma es la encargada de resistir el empuje del agua. Debido a que la presión se transfiere en forma muy concentrada hacia las laderas de la cerrada, se requiere que ésta sea de roca muy dura y resistente. Constituyen las represas más innovadoras en cuanto al diseño y que menor cantidad de hormigón se necesita para su construcción. La primera presa de arco de la que se tiene noticia es la presa de Vallon de Baume, realizada por los romanos cerca de Glanum (Francia).

Presa de bóveda o de doble arco

Presa de boveda o doble arco

Presa de bóveda en el embalse de Almendra

Cuando la presa tiene curvatura en el plano vertical y en el plano horizontal, también se denomina de bóveda. Para lograr sus complejas formas se construyen con hormigón y requieren gran habilidad y experiencia de sus constructores que deben recurrir a sistemas constructivos poco comunes.

 

Presa de arco-gravedad

Presa del embalse de Santa Eulalia, Tipo arco-gravedad

Presa del embalse de Santa Eulalia

Combina características de las presas de arco y las presas de gravedad y se considera una solución de compromiso entre los dos tipos. Tiene forma curva para dirigir la mayor parte del esfuerzo contra las paredes de un cañón o un valle, que sirven de apoyo al arco de la presa. Además, el muro de contención tiene más espesor en la base y el peso de la presa permite soportar parte del empuje del agua. Este tipo de presa precisa menor volumen de relleno que una presa de gravedad.

 

2. Según sus materiales

Presas de hormigón

Son las más utilizadas en los países desarrollados ya que con éste material se pueden elaborar construcciones más estables y duraderas; debido a que su cálculo es del todo fiable frente a las producidas en otros materiales. Normalmente, todas las presas de tipo gravedad, arco y contrafuerte están hechas de este material. Algunas presas pequeñas y las más antiguas son de ladrillo, de sillería y de mampostería. En España, el 67% de las presas son de gravedad y están hechas con hormigón ya sea con o sin armaduras de acero.

 

Presas de materiales sueltos

Son las más utilizadas en los países subdesarrollados ya que son menos costosas y suponen el 77% de las que podemos encontrar en todo el planeta. Son aquellas que consisten en un relleno de tierras, que aportan la resistencia necesaria para contrarrestar el empuje de las aguas. Los materiales más utilizados en su construcción son piedras, gravas, arenas, limos y arcillas aunque dentro de todos estos los que más destacan son las piedras y las gravas. En España sólo suponen el 13% del total.

Este tipo de presas tienen componentes muy permeables, por lo que es necesario añadirles un elemento impermeabilizante. Además, estas estructuras resisten siempre por gravedad, pues la débil cohesión de sus materiales no les permite transmitir los empujes del agua al terreno. Este elemento puede ser arcilla (en cuyo caso siempre se ubica en el corazón del relleno) o bien una pantalla de hormigón, la cual se puede construir también en el centro del relleno o bien aguas arriba. Estas presas tienen el inconveniente de que si son rebasadas por las aguas en una crecida, corren el peligro de desmoronarse y arruinarse. En España es bien recordado el accidente de la Presa de Tous conocido popularmente como la “Pantanada de Tous”.

 

Presas de enrocamiento con cara de hormigón

Este tipo de presas en ocasiones es clasificada entre las de materiales sueltos; pero su forma de ejecución y su trabajo estructural son diferentes. El elemento de retención del agua es una cortina formada con fragmentos de roca de varios tamaños, que soportan en el lado del embalse una cara de hormigón la cual es el elemento impermeable. La pantalla o cara está apoyada en el contacto con la cimentación por un elemento de transición llamado plinto, que soporta a las losas de hormigón. Este tipo de estructura fue muy utilizado entre 1940 a 1950 en cortinas de alturas intermedias y cayó en desuso hasta finales del siglo XX en que fue retomado por los diseñadores y constructores al disponer de mejores métodos de realización y equipos de construcción eficientes.

 

3. Según su aplicación

Presas filtrantes o diques de retención

Son aquellas que tienen la función de retener sólidos, desde material fino, hasta rocas de gran tamaño, transportadas por torrentes en áreas montañosas, permitiendo sin embargo el paso del agua.

 

Presas de control de avenidas

Son aquellas cuya finalidad es la de laminar el caudal de las avenidas torrenciales, con el fin de que no se cause daño a los terrenos situados aguas abajo de la presa en casos de fuerte tormenta.

 

Presas de derivación

El objetivo principal de estas es elevar la cota del agua para hacer factible su derivación, controlando la sedimentación del cauce de forma que no se obstruyan las bocatomas de derivación. Este tipo de presas son, en general, de poca altura ya que el almacenamiento del agua es un objetivo secundario.

 

Presas de almacenamiento

El objetivo principal de éstas es retener el agua para su uso regulado en irrigación, generación eléctrica, abastecimiento a poblaciones, recreación o navegación, formando grandes vasos o lagunas artificiales. El mayor porcentaje de presas del mundo, las de mayor capacidad de embalse y mayor altura de cortina corresponden a este objetivo.

 

Presas de relaves

Son estructuras de retención de sólidos sueltos y líquidos de desecho, producto de la explotación minera, los cuales son almacenados en vasos para su decantación. Por lo común son de menores dimensiones que las presas que retienen agua, pero en algunos casos corresponden a estructuras que contienen enormes volúmenes de estos materiales. Al igual que las presas hidráulicas tienen cortina (normalmente del mismo tipo de material), vertedero, y en vez de tener una obra de toma o bocatoma poseen un sistema para extraer los líquidos.

 

¿Y como lo hacen?

Esta es la parte que mas nos gusta. Tal y como hemos podido ver existen muchos y variados tipos de presa, pero nosotros vamos a hablar ahora de la Presa Hoover, una de las mayores del mundo (en el momento de su construcción lo fue durante años) y que es de tipo mixto doble arco, esta situada en los Estados Unidos y es una de las atracciones de norte América dado que se trata de una mega-construcción difícil de olvidar una vez se visita, así que os dejamos un fantástico documental sobre su construcción, esperamos que lo disfrutéis:

http://www.youtube.com/watch?v=xi7mQ0Qc9Gw

 

Extractos de información: Wikipedia

ESTUDIO TECNICO: Partes de una central hidroeléctrica

Si has leído nuestra anterior entrada sobre el Embalse de Rosarito o vives en la zona sabrás que disponemos de una central hidroeléctrica que cubre la demanda eléctrica de la zona con una producción media anual prevista en sus inicios de 15.000.000 Kw/h.

Como en Maquinaria y Servicios la Vera nos gustan estos temas os vamos a explicar como funciona realmente una central eléctrica y que partes componen este tipo de infraestructuras.

En primer lugar os presentamos un vídeo explicativo y muy ilustrativo donde se muestran las partes de una central hidroeléctrica y los distintos tipos de turbina que se pueden dar en una central así como una breve explicación de los fundamentos básicos de la generación de energía hidroeléctrica:

 

En segundo y ultimo lugar os proponemos un video muy interesante de un tour por la represa hidroeléctrica de Itaipú, la cual surgió mediante un acuerdo binacional entre Paraguay y Brasil, en su frontera sobre el río Paraná que une la ciudad de Foz do Iguaçu con Argentina.

Es la central hidroeléctrica más grande de los hemisferios Sur y Occidental, y la segunda mayor del mundo generando el 90% de la energía eléctrica consumida en Paraguay y el 20% de la de Brasil, en el vídeo podemos observar el eje de 3,7m de diámetro de una de las turbinas de este enorme complejo:

 

 

Embalse de Rosarito, un poco de historia

Presa del pantano de Rosarito

Presa del pantano de Rosarito en la actualidad

En Maquinaria y Servicios la Vera nos empeñamos día a día en la explotación sostenible de nuestro bien mas preciado, el agua. Es por ello que apreciamos la inversión, tanto económica como material, afrontada ya hace muchos años (comienzo de la construcción en 1940) y obtener asi agua destinada al regadío, para abastecimiento y para obtener a su vez energía eléctrica mediante dos turbinas de generación de electricidad por gravedad.

Rosarito y la sierra de gredos

Vista de la Sierra de Gredos

De esta manera nació un magnifico ecosistema natural creado por la acción del hombre que ha provocado un importante aumento de población animal y que han tomado este embalse como hogar permanente o temporal; obviamente, estamos hablando tanto de la fauna acuática muy apreciada por los pescadores de la zona y de provincias aledañas al embalse. Y si somos aficionados al birdwatching o avistamiento de aves, también podemos contemplar en época de migración un gran espectáculo diario de diversas especies de aves que tienen en el pantano un gran lugar de sustento hasta su próximo gran viaje a destinos mas cálidos.

El embalse de Rosarito, a caballo entre las provincias de Ávila y de Toledo, represa el agua del Tiétar antes de entrar en Extremadura. Se trata de una presa de gravedad y tiene 84,2 hm³ de capacidad con una superficie de 1.500 Kms².


Ver Embalse del pantano de Rosarito en un mapa más grande

Información cronológica

  • Septiembre de 1939, se aprueba el Proyecto Reformado del Pantano de Rosarito, que sirvió de base para la adjudicación de las obras.
  • Mayo de 1940, comienzan las obras del poblado y el túnel de desviación del río.
  • Abril de 1942, se rescinde el primer contrato con la empresa constructora, continuándose las obras en Diciembre por el sistema de administración.
  • Octubre de 1944, se adjudica el contrato de suministro y montaje de las compuertas de los desagües de fondo y toma de agua.
  • Marzo de 1945, se termina el túnel y se adjudican por concurso la construcción de los diques de la divisoria y las excavaciones de la presa. En mayo se construyen la ataguía y contra-ataguía y en noviembre se adjudica el hormigonado de la presa.
  • Noviembre de 1948, se inician los canales de la margen derecha.
  • En 1949 se aprueba la Ley de Colonización de la zona y se adjudica el suministro y montaje de las compuertas del vertedero.
  • Mayo de 1951, se inicia el riego de 111 Has. y en septiembre se publica un Decreto-Ley por el que se declara de alto interés nacional la zona regable por los canales del Pantano.
  • Febrero de 1952, se inicia la construcción de acequias de la margen derecha, se incrementa el riego a 690 Has. Se termina la colocación de las compuertas y se empieza a embalsar.
  • Marzo de 1953, finaliza el recrecimiento de la presa y se ponen en riego 717 nuevas Has. Se inicia la regulación del río.
  • Marzo de 1954, se termina la obra de fábrica, se riegan 4.075 Has. con el agua regulada.
  • Abril de 1955, construcción de nuevas acequias y ampliación de número de Has. en 1.015, continuándose las ampliaciones en 1956 y 1957, sucesivamente, en 657 Has. y 2.564 Has. incluidas las de la margen izquierda.
  • Febrero de 1958, se termina el montaje de los cierres definitivos; se ponen en riego 3.232 Has. con los canales y 5.808 con el agua regulada.
  • Febrero de 1959, se inaugura solemnemente el Pantano de Rosarito por el Jefe del Estado.

Características técnicas y capacidades

  • Situado entre las provincias de Avila y Toledo.
  • Superficie de la cuenca 1.500 Kms².
  • Distancia de la Presa al nacimiento del Río 80 Kms.
  • Caudales observados:
    • Máximo: 1.000 m³/s
    • Medio: 26 m³/s
    • Mínimo: 1 m³/s
  • Capacidad 84,2 Hm³
  • Altura máxima del agua 23,70 m.
  • Cota de máximo embalse 25,10 m.
  • Máxima avenida considerada 1.500 m³/s.
  • Producción media anual prevista de la central 15.000.000 Kw/h.
  • El importe total de la obra ascendió a 556.291.515 ptas.

Galería de imágenes de la construcción de la presa

ESTUDIO TÉCNICO: Problemas medioambientales derivados de la explotación

Malargüe - Pozo de las Ánimas

Este articulo pertenece la siguiente serie de entradas:

  1. RECURSOS HIDROGEOLÓGICOS
  2. LOS ACUÍFEROS
  3. HIDROGEOQUÍMICA
  4. RELACIÓN ENTRE AGUAS SUBTERRÁNEAS Y SUPERFICIALES
  5. PROSPECCIÓN DE LAS AGUAS SUBTERRÁNEAS
  6. EXPLOTACIÓN DE LAS AGUAS SUBTERRÁNEAS
  7. PROBLEMAS MEDIOAMBIENTALES DERIVADOS DE LA EXPLOTACIÓN DE LOS ACUÍFEROS

7. Problemas medioambientales derivados de la explotación

7.1. La sobreexplotación de los acuíferos

El sistema de explotación más eficaz de un acuífero, para aprovechar al máximo sus recursos y no incurrir en sobreexplotación, es el de extraer anualmente una cantidad de agua igual o inferior a la de la recarga media interanual.

La sobreexplotación consiste en extraer más agua de la que entra en el sistema acuífero, lo que supone un consumo de las reservas que se refleja en el descenso del nivel freático o piezométrico, hasta el punto que se secan los manantiales y disminuye el caudal de los ríos, creándose graves problemas de suministro. Si la sobreexplotación tiene lugar en los acuíferos de la costa conectados con las aguas marinas, el agua dulce se extrae en su totalidad y deja paso al agua salada del mar que invade el medio permeable terrestre según un proceso conocido con el nombre de “intrusión marina” que saliniza el agua subterránea de los pozos.

Se diferencian tres tipos de sobreexplotación:

  • La explotación de los recursos anuales de una sola vez a un fuerte ritmo hasta estabilizar el bombeo en un determinado valor.
  • Sobreexplotación no destructiva que es la producida cuando se llega más allá de los límites antes mencionados durante poco tiempo.
  • Sobreexplotación destructiva a la cual se conduce el acuífero cuando se prolongan las extracciones excesivas durante mucho tiempo, que lo hacen prácticamente inexplotable, bien por la degradación de la calidad química de sus aguas, o bien, por motivos económicos derivados de la elevación desde una gran profundidad de las aguas subterráneas.

7.2. Consecuencias de la sobreexplotación

La sobreexplotación conduce a un continuado consumo de las reservas y a un descenso no estabilizado de los niveles piezométricos. Si consideramos el acuífero como un sistema regulador de entradas y salidas de agua, una disminución de las reservas hará que disminuyan las garantías de suministro ante situaciones extraordinarias, como puede ser una sequía prolongada, y puede favorecer además la intrusión de aguas de calidad no deseable.

El efecto más directo de la sobreexplotación es el empeoramiento de la calidad química de las aguas subterráneas, a causa de los siguientes factores:

  • Menos disolución de las aguas antiguas almacenadas en el acuífero con las nuevas de la recarga anual, lo que favorece la concentración de sales.
  • Salinización de los pozos por el avance de las aguas marinas tierra adentro al alterarse del equilibrio agua dulce-agua salada.
  • Recarga inducida de las aguas contaminadas de los ríos a los acuíferos, ya que los ríos pasan de ser efluentes a ser influyentes.
  • Recarga inducida de las aguas contaminadas por lixiviación de los focos contaminantes situados sobre el acuífero.

También pueden producirse los siguientes riesgos geofísicos:

  • La sobreexplotación de algunos acuíferos puede inducir a la subsidencia del terreno al disminuir la presión efectiva que ejercen las aguas subterráneas, produciéndose asientos y colapsos de suelos.
  • El abandono del bombeo en un acuífero sobreexplotado puede provocar una subida rápida del nivel freático, inundando aquellas edificaciones que habían sido construidas cuando los niveles estaban más bajos.

7.3. Medidas correctoras de la sobreexplotación

La sobreexplotación ocasionada debe atajarse lo antes posible hasta conseguir la recuperación de los niveles freáticos, mediante:

  1. Prohibición de construir nuevos pozos
  2. Detener los sobrebombeos
  3. Ausencia de extracciones
  4. La recarga artificial de los acuíferos
  5. Ordenación y limitación por zonas

7.4. La intrusión de las aguas marinas

Las aguas que saturan los acuíferos costeros conectados con el mar mantienen un equilibrio hidrodinámico entre el agua dulce del acuífero y el agua salada del mar, con la singularidad de que el agua marina es más densa y esto hace que tienda a desplazarse por debajo del agua dulce formando una cuña de agua marina tierra adentro.

La intrusión de las aguas marinas

El efecto de una extracción desmesurada de agua dulce cerca de la costa, da un carácter dinámico a la interfase agua dulce-agua salada. Así, cualquier sobreexplotación de un acuífero costero provocará cambios en la posición de la interfase, la cual avanzará tierra adentro en forma de cuña salina: El agua dulce se extrae en su totalidad y deja paso al agua salada que invade los espacios libres de las rocas permeables salinizando el agua de los pozos. Esta intrusión marina se produce sobre todo en las zonas turísticas del litoral mediterráneo.

La intrusión de las aguas marinas

 

Los resultados negativos de las extracciones excesivas de agua dulce provocan las siguientes:

  • Consecuencias relacionadas con el descenso del nivel freático: Desecación de marismas, subsidencia y abandono de los pozos. Lo anterior puede provocar que las construcciones que se habían edificado con niveles freáticos bajos puedan ser inundadas al recuperar aquellos su nivel primitivo.
  • Consecuencias relacionadas con la salinización de las aguas: Degradación de suelos agrícolas, corrosión de las conducciones de agua, impotabilidad y problemas sanitarios.
  • Consecuencias relacionadas con aspectos socioeconómicos: Abandono de cultivos, traslado de industrias, necesidad de nuevas obras de abastecimiento, economía paralela de agua embotellada, etc…
  • Otras consecuencias: Cambios en la fauna y en la flora de las zonas costeras.

7.5. Los procesos antrópicos de contaminación de acuíferos

Las contaminaciones de los acuíferos raramente se producen de forma natural y espontánea, detrás siempre está la mano del hombre: Las actividades mineras y de rocas industriales, las construcciones subterráneas, los colectores de aguas residuales de las urbanizaciones, la nula protección sanitaria de las áreas de recarga, los vertidos de deshechos urbanos e industriales, la inyección de líquidos nocivos al medio permeable (fosas sépticas), etc, son los principales focos contaminantes.

Por otro lado, el aumento de las extracciones por bombeo producido por el incremento de la demanda, acelera el movimiento y la difusión de los contaminantes, paralelamente a la progresiva degradación de las aguas subterráneas y superficiales.

Las contaminaciones de un acuífero subterráneo son de tres tipos según su distribución espacial:

  • Contaminaciones puntuales: La mayoría están relacionadas con la eliminación de aguas residuales, los desperdicios urbanos (basureros) y los residuos industriales y mineros.
  • Contaminaciones lineales: Los ríos y canales de riego con aguas contaminadas pueden pasar de efluentes a influyentes por inversión causada por la sobreexplotación de los acuíferos. Este fenómeno puede considerarse generalizado en los acuíferos lineales de los aluviales conectados al río.
  • Contaminaciones dispersas: Ej. Ciertas actividades agrícolas como abonar los cultivos, el empleo de productos fitosanitarios, plaguicidas, insecticidas y herbicidas.

La vulnerabilidad de los acuíferos subterráneos a la contaminación está condicionada por los siguientes factores:

  • El poder filtrante de los acuíferos granulares (arenas) gracias al cual los contaminantes pueden quedar retenidos en los poros intergranulares, hecho que no sucede en los acuíferos fisurados y kársticos, donde los huecos son mucho más grandes y no tienen la capacidad de filtración de los contaminantes: Acuíferos muy vulnerables.
  • El espesor de la zona saturada de la formación geológica del acuífero.
  • La velocidad del flujo de las aguas subterráneas, condiciona los fenómenos de disolución y fijación de ciertos contaminantes. Esta es muy lenta en los acuíferos porosos homogéneos, pero puede ser extremadamente rápida en los acuíferos kársticos.
  • La protección natural del acuífero. En acuíferos cautivos, la existencia de rocas impermeables situadas en la parte superior asegura una protección natural de las aguas subterráneas contra las contaminaciones provenientes de la superficie.

Los procesos antrópicos de contaminación de acuíferos

 

Este articulo pertenece a Juan Gil Montes al que desde aquí agradecemos su aportación, pueden encontrar mas información relacionada en jugimo.blogspot.com.es

ESTUDIO TÉCNICO: Explotación de las aguas subterráneas

Explotación de las aguas subterráneas

 

Este articulo pertenece la siguiente serie de entradas:

  1. RECURSOS HIDROGEOLÓGICOS
  2. LOS ACUÍFEROS
  3. HIDROGEOQUÍMICA
  4. RELACIÓN ENTRE AGUAS SUBTERRÁNEAS Y SUPERFICIALES
  5. PROSPECCIÓN DE LAS AGUAS SUBTERRÁNEAS
  6. EXPLOTACIÓN DE LAS AGUAS SUBTERRÁNEAS
  7. PROBLEMAS MEDIOAMBIENTALES DERIVADOS DE LA EXPLOTACIÓN DE LOS ACUÍFEROS

6. Explotación de las aguas subterráneas

6.1. Captaciones de aguas subterráneas

Actualmente cuando hablamos de captaciones para la explotación de aguas subterráneas, se suele entender implícitamente que se trata de pozos perforados verticales, en especial de pequeño diámetro (150-200mm.). Sin embargo hay otros muchos sistemas constructivos que permiten el mismo propósito tales como los pozos excavados o de gran diámetro, los pozos de drenes radiales, las zanjas de drenaje y las galerías filtrantes o “minas de agua”.

Perforaciones verticales o pozos de pequeño diámetro

Entendemos por pozos verticales todas aquellas captaciones que se proyectan para obtener agua mediante bombeo del subsuelo y se construyen por penetración vertical de la obra en un manto acuífero.

Para proyectar un pozo vertical de pequeño diámetro, es necesario considerar los siguientes parámetros:

  • Profundidad del pozo
  • Método de perforación
  • Entubación
  • Diámetro del pozo
  • Engravillado
  • Desarrollo
  • Protección sanitaria
  • Criterios de control y vigilancia

La profundidad del pozo vendrá definida fundamentalmente por las características de la formación geológica permeable a explotar. Si se trata de un acuífero libre se deberá considerar el interés de alcanzar su zócalo impermeable.

Si se trata de un acuífero cautivo se aconseja su perforación completa hasta alcanzar otros niveles impermeables, o incluso sobrepasarlos para captar nuevos acuíferos confinados y sumar sus caudales.

Los métodos de perforación de pozos construidos mediante el uso de máquinas perforadoras son los siguientes:

  • Perforación a percusión
  • Perforación a rotación con circulación directa
  • Perforación a rotopercusión neumática
  • Perforación a rotación con circulación inversa

El diámetro de perforación del pozo será el mismo desde la superficie del terreno hasta la profundidad a la cual se tendrá que colocar la bomba. Este diámetro deberá permitir el paso de la bomba con el espacio recomendable que vendrá condicionado por sus características de fabricación. El diámetro de la tubería de revestimiento condicionará el diámetro aconsejable en la perforación del pozo. En rocas compactas se suele perforar a 200 mm. de diámetro y colocar un entubado de PVC de 180 mm. de diámetro y de más de 7 atmósferas. En materiales poco coherentes (arenas, gravas, etc.) se perfora a 300- 500 mm. de diámetro, entubándose con rejillas de hierro de 250-450 mm. de diámetro.

La entubación de un pozo después de perforado se realizará de acuerdo con la naturaleza de los terrenos atravesados. El entubado debe aguantar la presión de las paredes verticales del pozo y servir de conductor para el agua que se extraerá con la bomba de su interior. Para evitar que las aguas superficiales puedan contaminar las profundas los primeros metros del entubado (emboquille) deben ser ciegos, mientras que la tubería filtrante (con orificios) debe disponerse justo enfrente de las capas permeables que aporten agua a la captación.

El entubado se hace generalmente con tuberías metálicas aunque actualmente se está generalizando la tubería de PVC de resistencia superior a siete atmósferas. Cuando los terrenos son arenosos el entubado de las capas drenantes deberá realizarse con tubería “de puentecillo” para evitar la entrada de finos que puedan estropear las bombas y anegar el pozo.

El engravillado es necesario cuando se trata de acuíferos en arenas finas y uniformes o en materiales incoherentes. En estos acuíferos no es suficiente la colocación de una rejilla o tubería de puentecillo para el correcto funcionamiento del pozo, sino que se hace necesario también colocar un relleno de gravas, “tipo garbancillo”, en el espacio anular que queda entre la pared del terreno perforado y la tubería de revestimiento.

El desarrollo del pozo tiene como misión principal limpiar las grietas y los orificios drenantes de las rocas, de los residuos y lodos de la perforación, para obtener el mejor caudal específico posible y se favorece su vida útil. Los métodos que se utilizan son: Sobrebombeo, lavado a contracorriente, aire comprimido, pistoneo, acidificación, fracturación hidráulica, nieve carbónica y utilización de explosivos.

La protección sanitaria, junto con los criterios de control y vigilancia, se aplicará posteriormente por el usuario una vez que el pozo haya sido finalizado y comience su explotación racional para un determinado suministro. Si el agua se emplea para el abastecimiento humano es muy recomendable la creación de un perímetro de protección sanitaria en la zona superficial influenciada por los bombeos, que podría extenderse a toda la zona de recarga o de alimentación del acuífero, evitando los sobrebombeos y prohibiendo los vertidos incontrolados de productos tóxicos, las basuras, las fosas sépticas y otros focos contaminantes.

Pozos excavados o de gran diámetro:

Son los pozos tradicionales, realizados manualmente “a pico y pala” o con máquinas retroexcavadoras, martillos neumáticos y explosivos. Por lo general tienen diámetros entre 1,5 y 5 metros y están revestidos de tubos o bloques de hormigón prefabricados, piedras, ladrillos, etc. Su profundidad es moderada y no excede a la del manto acuífero subsuperficial, por lo que sólo se utilizan para explotar acuíferos libres de poco espesor, localizados en terrenos poco consolidados (arenas, gravas, etc.) o en rocas fisuradas y/o meteorizadas superficialmente (pizarras, granitos, etc.).

Pozos de drenes radiales:

Se les conoce con diversos nombres, tales como pozos de drenes horizontales, pozos radiales, pozos horizontales y pozos colectores. En cualquier caso corresponden siempre a un mismo tipo funcional en el que se distinguen dos partes: Un pozo vertical de gran diámetro y un conjunto de drenes o perforaciones horizontales que salen de su fondo en el que desaguan a través de válvulas de compuerta. Los dos sistemas de construcción más utilizados son el tipo Ranney y el tipo Fehlmann, en acuíferos libres de materiales detríticos conectados con las aguas subálveas de los ríos.

Zanjas de drenaje:

Cuando el nivel freático es poco profundo y los materiales están meteorizados y/o no consolidados, la captación del agua se puede hacer mediante zanjas colectoras que llegan al nivel de saturación. Se realizan con máquinas retroexcavadoras hasta profundidades de 3-10 metros y se rellenan de gravas a través de las cuales se puede evacuar el agua por gravedad dándole al fondo una pequeña inclinación. Es frecuente que en la zanja se instale también una tubería filtrante con orificios apropiados al material granular que la rodea.

Galerías filtrantes o minas de agua:

Se realizan en regiones montañosas hasta alcanzar la zona de saturación y con una cierta pendiente del suelo para evacuar el agua al exterior por gravedad. Sus dimensiones serán suficientes para que se pueda entrar y trabajar sin dificultades en su realización y en su mantenimiento posterior.

6.2. Pruebas de bombeo: Aforos.

Una vez que ha sido finalizada una captación, resulta muy fácil realizar una prueba de bombeo y conseguir un aforo aproximado de su caudal manteniendo durante 72 horas la posición del nivel piezométrico estabilizada.

La determinación del caudal de un pozo nos dará la información que necesitamos para seleccionar el tipo de bomba, para conocer el suministro de agua disponible y para calcular los costes de mantenimiento del bombeo.

Los caudales de las aguas subterráneas se miden en litros/segundo. Se dice que una captación produce 1 l/seg. cuando es capaz de suministrarlo ininterrumpidamente las 24 horas al día sin provocar un descenso acusado del nivel piezométrico local. Con él se puede abastecer una población de unos 300 habitantes, regar por goteo unas 4 Ha., o dar de beber al equivalente de 3000 cabezas de ganado ovino.

 

Este articulo pertenece a Juan Gil Montes al que desde aquí agradecemos su aportación, pueden encontrar mas información relacionada en jugimo.blogspot.com.es

ESTUDIO TÉCNICO: Prospección de las aguas Subterraneas

Prospección de las aguas Subterraneas

 

Este articulo pertenece la siguiente serie de entradas:

  1. RECURSOS HIDROGEOLÓGICOS
  2. LOS ACUÍFEROS
  3. HIDROGEOQUÍMICA
  4. RELACIÓN ENTRE AGUAS SUBTERRÁNEAS Y SUPERFICIALES
  5. PROSPECCIÓN DE LAS AGUAS SUBTERRÁNEAS
  6. EXPLOTACIÓN DE LAS AGUAS SUBTERRÁNEAS
  7. PROBLEMAS MEDIOAMBIENTALES DERIVADOS DE LA EXPLOTACIÓN DE LOS ACUÍFEROS

5. Prospección de las aguas Subterraneas

5.1. Métodos de prospección de aguas subterráneas

Entendemos por prospección de aguas subterráneas el conjunto de trabajos de investigación que permiten la localización de acuíferos o embalses subterráneos de los que se puede obtener agua en cantidad y calidad adecuada para un determinado fin.

5.1.1. Métodos geológicos:

Antes del comienzo de los trabajos de campo, el hidrogeólogo debe consultar la cartografía geológica de la zona donde se indica la naturaleza litológica de los diferentes afloramientos rocosos así como sus características estratigráficas y estructurales.

La interpretación del mapa geológico se basará fundamentalmente en la identificación de las formaciones rocosas permeables y de las impermeables, sus límites, las principales unidades hidrogeológicas, fracturas principales, zonas de recarga y descarga hidrológica, etc…

La realización de perfiles y cortes geológicos son muy útiles para adquirir una visión adecuada de la geometría de los acuíferos, su espesor y situación del nivel piezométrico.

El estudio de las fotografías aéreas constituye también un excelente instrumento para la cartografía geológica porque pone de relieve aspectos difíciles de ver sobre el propio terreno: Grandes fracturas, zonas de drenaje, la red fluvial, etc.

5.1.2. Métodos geofísicos:

La aplicación de la prospección geofísica nos ayuda a conocer la distribución de los materiales en el subsuelo así como su naturaleza, analizando la variación de las propiedades físicas de las rocas con la profundidad. Los métodos de prospección geofísica que se aplican en hidrogeología servirán siempre de apoyo y colaboración a los estudios geológicos previos, para determinar la existencia y distribución aproximada del agua en los terrenos permeables.

Los métodos geofísicos más efectivos en la prospección de las aguas subterráneas son:

El método eléctrico, que mide la variación de la resistividad de las diferentes rocas con la profundidad. Cuando las rocas son muy resistivas carecen de poros o fisuras que puedan estar saturados en agua. Sin embargo, cuando existen aguas subterráneas acumuladas en los huecos de las rocas, la resistividad será mucho más baja, debido a que el agua, por la presencia de sales disueltas en ella, actúa como un conductor.

Es decir, a efectos hidrogeológicos, una baja o nula porosidad de las rocas se manifiesta por una elevada resistividad. Así mismo, si la roca se encuentra sobre el nivel freático, o no contiene agua, su resistividad será también elevada. Pero si la resistividad es muy baja, el agua almacenada tendrá un elevado contenido en sales, o las rocas son arcillosas e impermeables.

El método gravimétrico, estudia las anomalías de la gravedad en la superficie terrestre a fin de deducir zonas muy compactas e impermeables, con anomalías positivas, y zonas porosas o fracturadas permeables con anomalías negativas por defecto de masa.. Es útil para determinar la existencia de fallas importantes o de grandes cavidades kársticas saturadas de agua.

El método electromagnético, estudia la influencia del terreno sobre un campo electromagnético artificial. Puede aplicarse desde aviones y recientemente, comienza a utilizarse en estudios hidrogeológicos regionales. Es un método que tiene grandes posibilidades en un futuro no muy lejano, especialmente para prospecciones donde no es necesario llegar a profundidades superiores a los veinte metros.

5.2. Prospección de las aguas subterráneas en los distintos tipos de rocas de Extremadura.

La prospección de las aguas subterráneas debe comenzar con el reconocimiento geológico de la zona, ya que la ausencia o existencia de acuíferos subterráneos está fundamentalmente condicionada por la naturaleza de las rocas que constituyen el subsuelo.

Describimos a continuación las características hidrogeológicas de las rocas más comunes de la región extremeña, separándolas en unidades de diferente comportamiento hidrogeológico.

Rocas metamórficas:

La mayor parte de la región extremeña (60%) está constituida por pizarras, grauvacas y cuarcitas pertenecientes al Precámbrico y al Paleozoico. Rocas que a diferencia de las magmáticas (granitos), se muestran normalmente muy fracturadas hasta grandes profundidades, por lo cual son consideradas como semipermeables y llegan a proporcionar caudales de hasta diez litros/segundo.

No obstante, dentro de las rocas pizarrosas existen tipos muy variados y no todos presentan iguales características hidrogeológicas. Las pizarras arcillosas, cuyas fracturas se encuentran taponadas por productos arcillosos, resultan acuíferos pobres con poca o nula permeabilidad mientras que las pizarras areniscosas, las cuarcitas y las grauvacas, presentan fracturas limpias que pueden proporcionar caudales de medio litro a dos litros por segundo cada una. Por tanto, el éxito de una perforación en estas rocas, está condicionado al número de fracturas abiertas que puedan cortarse y a las conexiones de éstas con otras fracturas extendidas en una amplia zona de recarga. Se abastecen de estas aguas las poblaciones de los municipios de Plasenzuela, Botija, Monroy, Torrequemada, Torreorgaz, etc, en la penillanura trujillano-cacereña.

Las captaciones deben realizarse con máquina perforadora que trabaje a rotopercusión neumática y con circulación directa de lodos, entubando con PVC de siete atmósferas y engravillando con gravas tipo “garbancillo”. En algunas fuentes de ladera pueden realizarse captaciones superficiales mediante zanjas colectoras tipo “pata gallina”, rellenándolas con gravas gruesas que faciliten el drenaje hacia un punto determinado.

Rocas graníticas:

Aproximadamente una quinta parte de los terrenos extremeños están formados por rocas cristalinas: granitos, granodioritas, dioritas, gabros, etc. En su conjunto estas rocas son muy impermeables y no tienen capacidad para almacenar aguas subterráneas porque carecen de porosidad primaria.

Sin embargo, algunas captaciones construidas en estas rocas suministran caudales medios reducidos (0,5 l/seg.). El agua procede principalmente de las zonas superficiales arenizadas (jabre), o bien de fracturas más profundas. Tanto la meteorización como la densidad de fracturación son más intensas cerca de la superficie y decrecen progresivamente al aumentar la profundidad, con lo cual no por mucho profundizar en estas rocas obtendremos más agua.

En casos excepcionales se han cortado grandes fallas con amplias zonas de rocas trituradas que suministran un caudal elevado, pero con el transcurso del tiempo el acuífero puede sufrir un brusco descenso cuando se agotan sus reservas acumuladas a lo largo del plano de fractura. Es decir, estas rocas sólo desarrollan acuíferos de poca entidad en las zonas superficiales alteradas (3-10 m.) y acuíferos de mayor envergadura en las zonas de grandes fracturas.

Las captaciones en zonas arenizadas se construirán en vaguadas, mediante zanjas colectoras de unos 2-4 m. de profundidad, realizadas con máquinas retroexcavadoras y rellenas de gravas. Las captaciones en zonas fracturadas se realizan mediante perforaciones profundas con máquinas que trabajan a rotopercusión neumática y circulación directa de lodos.

Lógicamente los puntos más adecuados para las perforaciones serán los situados en la confluencia de varias fracturas, donde se suelen obtener caudales extraordinarios de hasta 5 l/seg. Es el caso de los pueblos de Ruanes, Santa Ana, Montanchez, Conquista de la Sierra, Santa Cruz de la Sierra, Berrocalejo…etc.

Rocas filonianas:

Son muy comunes en Extremadura, sus yacimientos se presentan de forma alargada y con poco espesor, formando diques o filones emplazados dentro de las rocas graníticas y pizarrosas de nuestra región. Los tipos más frecuentes son los filones de cuarzo, lamprófidos y diabasas, los cuales actúan, si están muy fracturados, como capas drenantes respecto a las rocas encajantes de menor permeabilidad; otros no fracturados son impermeables y actúan de “presa hidrogeológica” reteniendo las aguas subterráneas.

Pueden suministrar caudales elevados, de uno a cinco litros/segundo, proporcionales a la anchura, extensión y grado de fracturación que presenten.

Las captaciones deben realizarse con máquina perforadora de rotopercusión neumática y circulación directa, sondeando sobre el recorrido del dique o bien en sus laterales si éste fuera impermeable y actuara de presa hidrogeológica. De este modo se han abastecido las poblaciones cacereñas de Villa del Rey, Ruanes y Torrejoncillo en diques de diabasas.

Rocas calcáreas:

Se trata de calizas y dolomías que son relativamente abundantes en la provincia de Badajoz (1,6 %), mientras que en la de Cáceres sólo existen pequeños afloramientos. Estas rocas tienen una alta permeabilidad y constituyen excelentes acuíferos ya que son rocas solubles que presentan en profundidad grandes conductos de disolución, canales y cavernas, que actúan como embalses subterráneos y que llegan a proporcionar caudales muy elevados, superiores a los diez litros/segundo. Es el caso del acuífero kárstico de El Calerizo (Cáceres) donde se obtienen caudales de hasta 90 l/seg. y el de Casas de Reina, que abastecía la antigua ciudad romana de Regina, Los Santos de Maimona, Fuente del Maestre, Alconera, Valverde de Leganés y Fregenal de la Sierra entre otros.

Son aconsejables las captaciones realizadas a percusión, con martillo en fondo, en las zonas más carstificadas donde pueden existir pérdidas de aire cuando se utiliza la rotopercusión neumática. Este último método es también bastante eficaz en zonas compactas y poco carstificadas.

Rocas sedimentarias consolidadas:

Son todas aquellas rocas detríticas de origen continental, sedimentos de las era terciaria de facies lacustre, que rellenan en nuestra región las depresiones y fosas tectónicas originadas sobre el basamento granítico-pizarroso: Fosa del Tajo- Tietar, cuenca del Guadiana, fosa del Alagón…etc.

Se trata de formaciones horizontales muy heterogéneas (“acuíferos multicapas”) que resultan permeables por porosidad primaria. Por tanto, los caudales que suministran, generalmente elevados, son proporcionales al volumen de los orificios saturados de agua que contengan y al tamaño de los estratos permeables.

Los materiales de relleno de la fosa del Tajo-Tietar y del Alagón son predominantemente arenosos, se trata de sedimentos arcósicos procedentes de la erosión de los granitos de Gredos. Sin embargo, los del Guadiana son eminentemente arcillosos, producto de la meteorización de los relieves pizarrosos circundantes.

En consecuencia, los materiales arenosos de las cuencas del Tajo y del Alagón constituyen buenos acuíferos, obteniéndose caudales medios de 15 l/sg. a profundidades de unos 200 m., como ocurre en los municipios de Casillas de Coria, Carcaboso, Alagón, Morcillo, Galisteo y Peraleda de la Mata.

Todas estas captaciones se han realizado de manera eficaz con máquinas perforadoras que trabajan a rotación con circulación inversa de lodos y entubando los pozos con tubos de hierro y filtros “de puentecillo” para evitar la entrada de finos.

Los materiales terciarios de la cuenca del Guadiana no alcanzan grandes espesores (inferiores a los 80 m.) y existen varios niveles acuíferos entre arcillas, formados por intercalaciones de capas de arenas y gravas, con caudales de pequeña envergadura inferiores a los 3 l/sg. En la zona superior de estos materiales se encuentran “caleños” de origen lacustre que pueden llegar hasta los 15 m. de espesor, desarrollando acuíferos cársticos cuyas captaciones propor- cionan caudales del orden de los 3 l/seg., son los casos de Torremegía y Ahillones entre otros.

Rocas sedimentarias no consolidadas:

Las gravas y arenas sin compactar que se encuentran a lo largo y ancho de las vegas de inundación de los ríos extremeños, son sedimentos muy permeables y su sistema hidrológico está íntimamente relacionado con el del cauce fluvial que los origina. Casi sin excepción, será posible obtener caudales del orden de cinco a diez litros/segundo en casi todos los aluviones de los ríos permanentes extremeños, con una zona saturada de agua de uno a diez metros de profundidad.

Algunas poblaciones próximas a ellos se abastecen de estos acuíferos, mediante pozos de drenes radiales, “tipo Fehlmann,” que pueden proporcionar caudales de hasta cien litros/segundo. Es el caso de Navalmoral de la Mata y Mérida, que se abastecen de los aluviones de los ríos Tietar y Guadiana respectivamente, aunque la calidad de sus aguas es muy deficiente debido a su conexión directa con las contaminadas aguas superficiales de estos dos ríos.

 

Este articulo pertenece a Juan Gil Montes al que desde aquí agradecemos su aportación, pueden encontrar mas información relacionada en jugimo.blogspot.com.es